Traductor

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

lunes, 1 de septiembre de 2014

Hipótesis de recreación virtual exterior del Templo Ibérico de La Alcudia de Elche.

Presento las recreaciones virtuales del exterior de la estructura conocida como Templo Ibérico de La Alcudia de Elche. 


Recreación del patio con la mesa de ofrendas, la estancia en su interior y al fondo la estructura de dos plantas apoyada en en la anterior según la publicación del proceso de excavación. Autor: Pedro Peña Domínguez.


Dos eran mis objetivos:

-descartar la presencia de la Dama de Elche dentro de una estructura cultual, ya que no hay paralelos de ello.

-descartar elementos arquitectónicos sin fiabilidad alguna en la reconstrucción parcial existente en la actualidad, en concreto los capiteles protoeólicos.

Tras una investigación exhaustiva de la escasa documentación existente sobre la excavación y los paralelos arqueológicos llegué a la conclusión de que la fase A del Templo Ibérico aún estaba por descubrir, y que no se había llegado al nivel de paso original del primer momento de uso del edificio. Además al insertar la planimetría publicada en un programa de diseño 3d descubrí que toda ella constituía un error y no había ni una sola medida fiable.

Perspectiva general de la estructura del edificio, en la que propongo la presencia de un zócalo de piedra y la base de la mesa de ofrendas sobre el nivel de paso.


La única evidencia que me permite plantear la presencia de este zócalo que según Rafael Ramos no existe, sólo una zapata, es una mesa de ofrendas que según él describe se hunde bajo el nivel de paso 26 centímetros (es decir una mesa de ofrendas con "cimentación"), junto con la inexistencia de paralelos arquitectónicos de tal tipo en estructuras de prestigio ibéricas. Es decir, mi hipótesis plantea que la mesa de ofrendas está erigida sobre el nivel de paso de la verdadera fase A del Templo Ibérico, aún por excavar, por tanto. Adjunto una imagen de la planimetría publicada (y que esta investigación ha puesto de manifiesto como errónea, tal y como ya publiqué en otro artículo) en la que marco de forma más gráfica las dos teorías.



Desafortunadamente la posibilidad de que la auténtica fase A del templo esté por descubrir determinada también la escasa fiabilidad de la recreación producida. Sigue manteniendo su función de difundir un modelo sin los capiteles protoeólicos y sin la Dama de Elche en su interior, algo necesario ya que hasta ahora sólo se difundía la reconstrucción parcial erigida dentro del yacimiento. Pero la fiabilidad de esta recreación, caso de tener yo razón, también es escasa, ya que los valiosos indicios conservados aún en el relleno sin excavar hubieran quizá aportado valiosísimos datos sobre su cronología exacta, una función de la estructura más concreta a partir de los restos de su último momento de uso, documentando relleno por relleno en cada estancia, y datos arquitectónicos que hoy por hoy no se pueden saber, como, por ejemplo, si el patio era descubierto o bien en el nivel de uso originario hubo agujeros para postes o piedras a modo de zapata para algún tipo de pórtico, al modo de. templo de la Escuera, de cronología posterior. Esto ha determinado también una apuesta por una recreación totalmente aséptica, en la que no se pueda inferir una actividad concreta, ya que no se conoce. Me he limitado por lo tanto a insertar el ajuar cerámico correspondiente al horizonte más antiguo hallado en la estructura. Por supuesto, dado que yo pienso que el nivel de uso primigenio de la estructura está por debajo del excavado por Rafael Ramos, he eliminado el banco corrido de su muro oeste, ya que este podría estar apoyado sobre el nivel superior, hasta el que llegó Rafael Ramos, o continuar hasta el nivel de uso antiguo (lo que crearía un banco de unos 70 centímeros de altura). En cualquier caso si no se ha excavado aún el relleno que amortizaría el último uso de la estructura original, no lo sabemos, y ante la duda se ha prescindido del mismo.

Licencia de Creative Commons
Templo ibérico de La Alcudia de Elche: fase A, exterior y patio by Pedro Peña Domínguez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en http://ppd3d.blogspot.com.es/2014/09/hipotesis-de-recreacion-virtual.html.

viernes, 29 de agosto de 2014

Vídeo tutorial para el Taller de Virtualización de Patrimonio de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo.

Presento uno de los video tutoriales que los alumnos del Taller de Virtualización de Patrimonio de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo tendrán a su disposición. En él explico paso a paso como aplicar el modificador VrayDisplacementMode, con el que es posible modificar realmente una malla 3d para generar relieves partiendo de un mapa de grises.



Los alumnos del taller tendrán a su disposición este material como mínimo hasta dos meses tras la conclusión del mismo para que puedan consolidar los conocimientos necesarios sobre programas que requieren cierta práctica, y como ayuda también podrán consultarme las dudas que tengan durante ese mismo periodo en un grupo de la red social Facebook, en el que procuraré resolver los problemas que puedan surgir.


miércoles, 27 de agosto de 2014

La generación del ajuar cerámico y la recreación del ambiente interior del Templo Ibérico de La Alcudia de Elche

Muchas son las dificultades que he hallado en esta recreación virtual. Como ya publiqué en otra entrada mi teoría, quizá un tanto polémica, contradice las conclusiones a las que llegó Rafael Ramos sobre la estructura. Tras una investigación minuciosa del proceso de excavación (hasta donde ha sido posible) y de la abundante bibliografía en torno a la arquitectura sacra ibérica y sus paralelos he llegado a la conclusión de que o bien el edificio es el más singular e inusitado del mundo ibérico descubierto hasta el momento (caso de que Rafael Ramos tenga razón), o bien no se llegó al nivel de paso de fundación de la estructura y faltan restos por exhumar (caso de que mi hipótesis sea correcta).

Si estoy en lo cierto, como parecen indicar todos los paralelos arquitectónicos y el hecho de que la mesa de ofrendas posea una más que curiosa "cimentación", los restos arqueológicos de la datación del edificio no han aparecido aún, y no sabemos la cronología precisa del mismo. Por lo tanto no he podido realizar una recreación todo lo didáctica que hubiera deseado, porque considero que la interpretación de la función aproximada de las estancias y del edificio en su conjunto es poco fiable.

Recreación interior de la estancia superior de la supuesta fase A del Templo Ibérico de La Alcudia de Elche.

A tal efecto me he encargado de reproducir el ajuar cerámico que Rafael Ramos considera como de finales del siglo VI a. C. (quizá por hacerlo coincidir a la fuerza con los capiteles protoeólicos cuya fiabilidad estratigráfica es nula). Sin embargo primero E. Llobregat (Llobregat Conesa, 1994, 174) y posteriormente J. Moratalla (Lucentum XXIII-XXIV, 2004-2005, 98) aducen que según la cerámica la fase A del templo no superaría el último tercio del s. V a. C. 

Mi hipótesis plantea la falta de exhumación de los restos fundacionales de la estructura así como una investigación estratigráfica de la misma que ponga de manifiesto sobre qué nivel apoya, es decir, no basándonos meramente en la cerámica cuya vida útil puede alargarse y además siempre denota el horizonte de abandono, posterior por fuerza al hecho fundacional de la estructura. Lo que quiero decir es que mi hipótesis, de ser correcta, plantea que, al no haberse exhumado el primer nivel de paso de la estructura, por el momento la cronología puede ser la misma planteada, la del último tercio del s. V a. C., o no. De cualquier modo, dada la falta de información del proceso de excavación por el momento es imposible la verificación de estos datos, pero los explico para dar cuenta de la extrema dificultad a la hora de plantear una recreación didáctica, algo que finalmente yo considero prácticamente imposible por falta de datos.

Recreación tridimensional del ajuar cerámico perteneciente a finales del s. V a. C.

Yo no puedo plantear lo que no conozco, pero sí que puedo dejar de plantear lo que desconozco. Desconozco el tipo de ritual practicado en el edificio, y la función de las habitaciones, por lo tanto la Dama de Elche deja de estar dentro de la estructura, ya que no hay ni un solo paralelo similar en todo el mundo ibérico (en el que prácticamente siempre están asociadas al mundo funerario). Esta teoría de Rafael Ramos es en mi opinión en extremo aventurada, y por lo tanto la elimino. En lo que concierne al espacio interior que he recreado, y como ya he dicho antes, no conozco el tipo de ritual por falta de restos (más de dos tercios del ajuar cerámico de esta época es de uso doméstico según J. Moratalla), y tampoco a qué uso se destinaron sus muros, pues no hay una descripción de los rellenos de cada estancia, algo que en la estructura de dos pisos hubiera sido muy revelador, por ejemplo. Es decir, como dada la escasa información de la excavación se desconoce prácticamente todo, me he limitado a reproducir la cerámica del último tercio del s. V a. C. del modo más aséptico posible, así como un manto con un bordado para denotar la adscripción cultural de la misma. La falta de un banco de madera o de alimentos es intencionada, ya que no deseaba dar a entender una función de la estancia que se desconoce por completo. Si bien los contenedores, probablemente de líquidos, como el ánfora (A-IBE R1), y otros más ambiguos como el kalathos de cuello estrangulado suelen relacionarse con el contenido alimenticio, lo que hace pensar, aunque yo haya evitado afirmarlo en una recreación, que en la estructura como poco se comía y se bebía.

Concluyendo: no he tenido más remedio que realizar las recreaciones más asépticas posibles, y por lo tanto intencionadamente ambiguas, dada la falta de información proporcionada por el proceso de excavación, y, si mi hipótesis es correcta, por el desconocimiento del nivel de uso original del edificio.
Licencia de Creative Commons
Templo ibérico La Alcudia de Elche: fase A, interior y ajuar by Pedro Peña Domínguez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en http://ppd3d.blogspot.com.es/2014/08/la-generacion-del-ajuar-ceramico-y-la.html.

miércoles, 13 de agosto de 2014

LA FASE A DEL TEMPLO IBÉRICO DE LA ALCUDIA AÚN ESTÁ POR DESCUBRIR: HIPÓTESIS DE RECREACIÓN VIRTUAL.

Justificación.

Es posible que a más de uno asalte una duda: ¿por qué realizar una hipótesis de reconstrucción de una estructura patrimonial con tan poca fiabilidad? La respuesta es simple: porque hay una reconstrucción material que según mi hipótesis es equivocada, y hasta el momento sólo se ha difundido este modelo. A pesar de las pocas evidencias que han llegado hasta nosotros de la estructura de este edificio era necesario realizar una nueva hipótesis que en un principio tenía dos fines: eliminar elementos arquitectónicos sustentantes como los capiteles protoeólicos (por tener una nula fiabilidad estratigráfica) y plantear un momento de uso cultual sin la Dama de Elche en su interior, algo que no tiene paralelos contrastados por el momento en el mundo ibérico. Tras la investigación realizada me he visto forzado a admitir que las evidencias de la estructura son mucho menos numerosas de las que me temía, y el objetivo ahora, aparte de los citados, es poner de manifiesto una nueva hipótesis que quizá cree controversia: la fase A del Templo Ibérico de La Alcudia de Elche nuncha ha sido excavada, y por lo tanto nadie la ha visto. Era necesario pues devolver al templo lo que posiblemente (ya que no existe verificación posible en la actualidad) tuvo en su momento.

Hipótesis de reconstrucción de los elementos arquitectónicos de la estructura de dos plantas del Templo Ibérico de La Alcudia.

La hipótesis.

Tras la confirmación (y publicación en esta misma página) de la nula fiabilidad métrica de la planimetría y la revisión de los escasos documentos que se han conservado sobre el proceso de excavación constaté que la estructura del edificio era inusitada en todo el mundo ibérico. El edificio poseía una zapata de base al alzado de adobes (de metrología púnico-fenicia), en vez de un zócalo de mampostería y, lo que era más extraño, la mesa de ofrendas se hundía bajo el nivel del pavimento casi 30 centímetros. Es decir, teníamos una estructura cultual del principal centro de organización territorial del Vinalopó que no seguía ningún paralelo no sólo de sus yacimientos cercanos (y vinculados a ella), como El Oral o (un siglo más tarde) La Escuera, sino de otros modelos arquitectónicos de la península o, en su paralelo foráneo más próximo, el templo del Monte Siraí. Cuando concebí un alzado con un zócalo de piedra pensé que era imposible, ya que no había evidencia arqueológica en la excavación del mismo, hasta que una idea cruzó por mi cabeza: ¿ninguna? Entonces recordé la imagen de la sección del edificio y el texto de la publicación sobre la excavación: la mesa de ofrendas se hundía 26 centímetros bajo el nivel del pavimento. No he hallado ninguna mesa de ofrendas en el mundo ibérico similar (lo que no significa que no exista, si alguien la conoce, por favor, que me lo comunique). Es la única evidencia, sin paralelos contrastables tal y como está publicada, que me permite lanzar esta hipótesis: la zapata es la última hilada del zócalo de piedra, que llega en profundidad, como mínimo, hasta la misma base de la mesa de ofrendas. Es decir, como en los demás edificios de supuesto uso cultual. ¿Era posible que lo que Rafael Ramos identificó como el pavimento de la fase A fuera un nivel de uso de una fase posterior? Esto quiere decir que la fase A del Templo Ibérico de La Alcudia jamás ha sido vista por nadie, y con ello los valiosos restos que puedan estar en el relleno de su nivel de abandono. Un relleno que comienza debajo de lo que Rafael Ramos identificó como pavimento, y que se prolongaría hasta la base de la mesa de ofrendas que, como en los demás paralelos, apoyaría sobre el nivel de paso de la estructura.

Explicación gráfica de la nueva hipótesis planteada (en rojo) sobre la planimetría publicada del Templo Ibérico de La Alcudia de Elche. En azul la hipótesis tradicional.

Arquitectónicamente mi otra hipótesis sigue vigente: la eliminación de los capiteles protoeólicos del edificio. Estos capiteles se hallaron en insertos en el aparejo de la basílica paleocristiana, que Rafael Ramos data en el siglo IV d. C., y bajo esta basílica hay un nivel que el investigador denomina estéril. Tras este se halla la fase B del templo ibérico y bajo esta la fase A. Dado que el nivel de abandono de la fase B del templo ibérico es de época augustea, y la datación de la basílica paleocristiana del IV d. C., estaríamos hablando de un hiato temporal de más de cuatro siglos (y quizá más), lo que hace que ese capitel protoeólico pueda pertenecer tanto al templo ibérico como a cualquier otro edificio del s VI al V a. C. También deseo mencionar que en sí la estratigrafía publicada no contempla una fase de ocupación alto-imperial del edificio, dándose una continuidad cultual desde época augustea hasta un horizonte paleocristiano un tanto extraña. ¿Es posible que la construcción de la basílica eliminara los restos alto-imperiales que se erigirían sobre la fase B del Templo Ibérico?

Reconstrucción material parcial del templo en La Alcudia.


La reconstrucción, o recreación, virtual.

Por ahora poco voy a mencionar al respecto, porque para ello muestro las imágenes. He de decir que uno de los mayores atractivos y ventajas a nivel de investigación de la reconstrucción virtual es la capacidad de reproducir las condiciones físicas espaciales que se dan en la realidad merced a sus tres ejes. El proceso más engorroso pero necesario también dada la escasez de evidencias habidas ha sido intentar plantear una hipótesis de aparejo con los adobes y las medidas publicadas (en texto, los planos son erróneos). Para ello se ha procedido a insertar uno a uno todos los adobes de la planta en sus dos primeras hiladas. Tras esto se han agrupado y sólo ha habido que clonar y pegar en alzado. Si la metrología de los adobes es correcta, aunque sólo sea en parte (seguro que utilizaron diferentes medidas), este proceso ha permitido verificar la inviabilidad de la planimetría publicada.

Hipótesis del sistema de cubiertas del Templo Ibérico de La Alcudia de Elche.
Tras esto los aspectos más interesantes sin duda han sido la distribución física de los elementos arquitectónicos del piso de la primera planta y las cubiertas, modelo abierto a debate y que ha dado pié a reconstrucciones de arqueología experimental que me han sido realmente útiles.

Vista general de la estructura de dos plantas del Templo Ibérico de La Alcudia de Elche.


Perspectiva general de la recreación virtual del Templo Ibérico de La Alcudia de Elche, con el zócalo de piedra.

Agradecimientos.

Quiero agradecer a la familia Ramos la disponibilidad que ha tenido conmigo a la hora de cederme materiales, así como visitar el yacimiento. También quiero agradecer a Rafael Ramos su dedicación que permitió exhumar una estructura de carácter extraordinario, así como su labor profesional. Que yo contradiga aquí la hipótesis que él planteó no significa que yo tenga razón. Quizá mañana mismo alguien exhume un edificio ibérico con las mismas características arquitectónicas que él ha publicado, y entonces yo rectificaría. Quien crea, además, que excavar ibérico es fácil, o es un necio o no ha excavado en su vida. La confusión con materiales de relleno frágiles y a menudo disgregados, como barro o adobes, es incuestionable, y la dificultad a la hora de la interpretación de ciertas deposiciones estratigráficas máxima. Por todo ello hay que agradecer esta labor tan difícil como se merece.

martes, 5 de agosto de 2014

La reconstrucción virtual: una herramienta de medición en el proceso de investigación.

Muchas son las dificultades que he tenido a la hora de intentar elaborar una nueva hipótesis de reconstrucción de la fase I o A del Templo Ibérico de La Alcudia de Elche. Tras consultar hasta donde me ha sido posible el registro arqueológico, una abundante documentación bibliográfica, y los paralelos plausibles en torno a las estructura había llegado a una conclusión sorprendente que cambiaba radicalmente el principal elemento sustentante de la estructura, y haciéndolo arrojaba más sombras que luces sobre el nivel del primer momento de uso del edificio. Dejaremos para más tarde, cuando finalice el modelo, estas aportaciones que, en cierta manera son controvertidas.

Tras muchos retrasos por diversos motivos, muchos implícitos al rompecabezas que constituye todo lo que rodea a la propia excavación y estructura, hoy he procedido a vectorizar en Draftsight la planta y la sección que me servirían de base, y mi sorpresa ha sido mayúscula, pues sólo con la inserción escalada en base a su referencia gráfica de estos planos en 3d Studio Max he podido comprender el grave error que ha estado circulando de universidad en universidad y de artículo en artículo sin que nadie lo hubiera verificado antes. He aquí la imagen de lo que ha ocurrido, siendo tanto planta como sección escaladas rigurosamente según la escala publicada.

La escala de la sección y la planta son diferentes, con un error entre ambas en sus muros perimetrales de hasta 1,144 m.
Esto, que en un principio me ha confundido y retrasado aún más, en un segundo momento me ha dado la oportunidad de mostrarlo como ejemplo de la herramienta de medición que supone cualquier proceso de reconstrucción virtual, desde su base, como en este caso, pues las relaciones físicas de los diferentes elementos, y por lo tanto sus errores también, se ponen de manifiesto. Decía en el artículo del año anterior El pasado soñado: entre fantasía y realidad. El síndrome de Maccari, que la reconstrucción virtual "se constituye cada vez más como una valiosa herramienta de medición –uno de los pilares del método científico- gracias a su capacidad de relacionar estructuras físicas en un espacio tridimensional, lo que puede verificar en parte o no la hipótesis planteada inicialmente".


Tras verificar que no se trataba de un error propio del proceso de escalado en CAD, y que a veces se da, no es tan fácil intentar hallar una solución, máxime porque la descripción del proceso de excavación es exigua en datos. Ha sido preciso detectar exactamente qué incongruencias hay y medir las diferencias.

Se ha detectado que al superponer la escala gráfica de los planos en un editor de imágenes ambas, planta y sección, medían más de nueve metros de norte a sur, mientras que en la publicación son ocho metros. Así mismo se ha comprobado que esta superposición de escala es errónea, ya que mientras unos segmentos miden supuestamente un metro (1m) otros miden menos, en torno a 0'91. Se ha intentado tomar como referencia en la sección la mesa de ofrendas, un cuadrado que según publicación mide 0'90, dando como resultado de nuevo más de nueve metros para la longitud N-S, lo que constituye error. Se ha llegado a la conclusión de que no hay una longitud fiable en la planimetría publicada.

He comprobado la orientación (para lo que también hay una dificultad muy extraña, como se puede percibir mediante mero análisis visual) de la sección, y he propuesto una acción de resolución del problema mediante nuevo escalado y tras esto una verificación con respecto a los pocos elementos con medidas más o menos fiables publicados, en este caso las medidas del interior de la estancia denominada "torre", en la que se registró lado por lado y el grueso de sus muros, constituyendo el único conjunto cerrado y más fiable. Se ha puesto de manifiesto que la solución adoptada se ajustaba más a estos elementos que son los más documentados y han verificado provisionalmente el nuevo escalado. También ha creado ciertas consecuencias métricas en otros puntos que discrepaban con la publicación, principalmente en el espesor del muro perimetral, pero que por contra en cuanto a disposición del aparejo según metrología de los adobes tenía mucho más sentido y, de hecho, así se realizó en la reconstrucción material llevada a cabo en los años noventa. Una documentación mucho más exacta de todo el proceso de excavación y registro de la estructura minucioso hubiera solventado el problema, pero por desgracia, como ya explicaré, no ha sido posible encontrarla. Tengo que agradecer, y lo haré reiteradas veces, las facilidades dadas por la familia Ramos, que en todo momento han mostrado su disposición, tanto profesional como amistosa, a ayudarme poniendo a mi disposición el material existente. Todo el material que he ido registrando a lo largo de la investigación, incluido esto último, saldrá a la luz con todos los detalles en una futura publicación, aunque por ahora me es incierto decir cómo y cuándo.

Por último incidir de nuevo en la utilidad de iniciar un proceso de reconstrucción virtual, como he puesto de manifiesto. No sólo es una herramienta de medición de primera magnitud, como ya he dicho, sino que es reproducible y por lo tanto verificable en cualquier punto del globo por cualquiera. Y para que así sea en este caso y nadie se tenga que esforzar en buscar las imágenes aquí las doy: cualquiera puede comprobar lo que he detectado nada más iniciar el proceso:



Para el escalado de la sección yo he utilizado el primer segmento, que mide casi diez centímetros más que el resto. Si se hace así se comprobará el error generado con respecto a la planta, y, sobre todo, con respecto a las medidas de toda la estructura.

Introduzco a posteriori una anotación sobre la orientación de la sección. Yo creo que es la correcta, N-S, ya que hay que tener en cuenta que está en el camino del pozo votivo que aparece en el jpg y que yo no he incluido en CAD porque no lo voy a utilizar. La confusión puede venir, como a mí mismo, por la existencia de ese banco corrido que en planta está en el oeste, pero en la sección parece aparecer en el sur. Sin embargo el pozo votivo en la fase íbero-púnica está incontestablemente al norte de la mesa de ofrendas. De ahí que haya mantenido la sección a pesar de elementos que yo no me explico aún.


Planta de la Fase B, más reciente, en la que aparece el pozo votivo, motivo por el que no he cambiado la orientación de la sección a pesar de la existencia de lo que parece el banco del muro oeste en el extremo sur de dicha sección.

martes, 22 de julio de 2014

Hacia una nueva HIPÓTESIS DE RECONSTRUCCIÓN de la fase I del TEMPLO IBÉRICO DE LA ALCUDIA DE ELCHE.

Continúo y espero concluir en breve el estudio provisional de más de 40 artículos especializados sobre arquitectura ibérica (incluida alguna tesis doctoral), la investigación de los paralelos templarios púnicos de casi todo el primer milenio a. C., y lanzar UNA NUEVA HIPÓTESIS DE RECONSTRUCCIÓN DE LA FASE I DEL TEMPLO IBÉRICO DE LA ALCUDIA DE ELCHE. Un estudio plagado de dificultades y con escasa fiabilidad en muchos puntos, pero que considero necesario.




lunes, 21 de julio de 2014

Comentarios sobre MAYA3D ShowReel 2012.

Antes que nada quiero dar la enhorabuena al equipo que ha realizado este audiovisual. A pesar de que aquí haré referencia a aspectos que yo personalmente cambiaría y que creo que son nocivos para una buena divulgación en un proyecto de recreación virtual del patrimonio, son más los aciertos que los defectos, que por otra parte son opinión subjetiva mía. Es decir, escribo esto desde el absoluto respeto a este trabajo, que me parece una feliz iniciativa.



El primer aspecto a comentar, que ya mencionaba el compañero a través del cual he accedido a la animación, es el texturizado. Entiendo que al incluir un entorno natural plausible, con vegetación naturalista y efectos propios del cambio de iluminación de diferentes momentos del día, se pretendía el fotorrealismo. De todas formas si no era la pretensión sí que creo que para un proyecto de estas características hubiera sido adecuado para su correcta divulgación. Como decía el texturizado de suelos, revoques y decoración parece un color plano, en el que no se han incluido las suciedades propias de su uso o de la erosión natural de los elementos atmosféricos, como desconchados o regueros de humedad, que hubieran aportado verosimilitud. El aspecto inmaculado resta credibilidad a la recreación.

Otro aspecto negativo es la aparente ausencia de una corrección de color, y si la hay que no se haya producido de otra manera. El efecto plano y casi cartoon de los colores por exceso de saturación hace irreal toda la composición. Dos pequeños aspectos (hay muchos más) a la hora de una corrección de color en postproducción: bajar la saturación que más de un programa de diseño 3d tiende a generar en el render final, y después encontrar un contraste equilibrado y natural entre sombras e iluminaciones. Con eso este vídeo hubiera ganado mucho.

Por último deseo argumentar que quien realiza este tipo de trabajos tiene que saber algo de narración audiovisual. Tampoco quiero decir con esto que haya que ser Kubrick, pero unos mínimos de qué tipo de planos existen y para qué se utilizan, incluidos los travellings. Cada vez soy más crítico con los largos recorridos en cámara subjetiva que tienden a utilizarse en la Virtualización de Patrimonio. La razón es simple: si el recorrido es largo, como aquí el interior de la pirámide o del observatorio astronómico, un  travelling a toda velocidad por su interior no es nada divulgativo. Es todo lo contrario. Antes bien para estas situaciones haría un corte de sección en la estructura que permitiera ver su disposición interna en un plano general y de un solo vistazo, y luego mediante diferentes modos recrear individualmente las partes que más me interesaran del mismo (como por ejemplo la tumba en la pirámide).

A pesar de todo lo dicho reitero: mi enhorabuena a los que han creado este trabajo. Se nota el cúmulo de horas empleadas y la dedicación, y se agradece, porque siguen siendo más las virtudes que los defectos (que siempre serán subjetivos, y por lo tanto una mera opinión).

miércoles, 16 de julio de 2014

Apreciaciones arqueológicas de La Alcudia de Elche a partir de un archivo MDT-LIDAR.

Bueno, yo no voy a exponer aquí toda la utilidad que se puede extraer a este tipo de archivos, primero porque simplemente quiero bosquejar unas líneas sobre la utilidad del relieve, de igual modo que cuando se realizaba fotografía aérea se comentaba su utilidad en arqueología a la hora de discernir posibles estructuras. Segundo porque hay gente mucho más sabia que yo sobre este tema que apenas acabo de tocar y que de seguro pueden hablar con mucha más propiedad de otras utilidades.



Una imagen MDT-LIDAR es ni más ni menos que un modelo digital generado en base a haz de luz láser, en el que se ha documentado por tanto el relieve del terreno registrado. La imagen en cuestión comprende la zona del río Vinalopó a la altura del yacimiento arqueológico La Alcudia, en Elche. Y me he entretenido tanto mirándola que me he olvidado de finalizar una comunicación que lleva eternizándose desde hace semanas y me he puesto a plantear hipótesis de estructuras en base al relieve que se aprecia. Quiero matizar... o mejor, destacar, que estas hipótesis son totalmente precarias y sustentadas en un modelo que también ha registrado el relieve de árboles, casas, rotondas, lindes de huerta o caminos modernos. Es decir, discernir algo que no pertenezca a ninguno de estos hitos es difícil, y por lo tanto puedo haberme equivocado perfectamente en mis apreciaciones, que sería la palabra más correcta, y que éstas sean erróneas. 



La primera apreciación que hago es en base a la posición de las termas occidentales con respecto a la nueva estructura hallada en las denominadas casas ibéricas, que es ni más ni menos que un hypocaustum que de ibérico yo creo que tiene poco, y más bien diría que es, por paralelo, del I d. C. y romano, quizá de época flavia, porque por lo que yo he visto in situ es muy, muy similar al de las termas monumentales de Villajoyosa. Este hypocaustum posiblemente sea una estructura de agua, que es lo que me ha permitido relacionarlo con las termas occidentales y cuatro relieves curiosos que se aprecian en la imagen lidar, que van desde el río hasta el espacio intermedio entre las dos estructuras de agua comentadas en el yacimiento. La más cercana al río podría tratarse de una cisterna de recogida de agua, los dos relieves redondeados de parte del sistema sustentante del acueducto o también de la cisterna de decantación antes de llegar al castellum acquae, y del castellum acquae no digo nada porque no veo nada que me permita hablar. Repito, todo esto que podéis apreciar coloreado en las imágenes, son meras suposiciones que quizá sean totalmente erróneas, pero que sí demuestran cierta utilidad de los modelos digitales del terreno para encauzar futuras intervenciones a modo de sondeo.



La segunda apreciación es una estructura que he llamado lúdica por no decir teatro. Y lo mismo de antes, lo parece, pero puede no serlo perfectamente. Pero nadie me negará que la forma es sugerente, ¿eh? Mis apreciaciones están basadas en estas imágenes que veis, pero no he ampliado a un terreno más amplio. No he observado nada relacionado con la posible forma de un circo, y se supone que había uno ya que hay un molde de panadero con su imagen en La Alcudia, pero quizá ampliando más se pueda apreciar, no lo sé. También es muy posible que los profesionales que trabajan en el yacimiento ya tengan localizados todos estos hitos que comento, por supuesto.


martes, 15 de julio de 2014

La difusión de la arqueología: el fin último, la última frontera de los incompetentes.

Quiero mostrar el teaser de un magnífico documental en el que se muestra, en parte, la recreación 3d de Olisipo en época romana, llamado "Fundedauro romano em Olisipo" y realizado por Raul Losada. En él ha participado un compañero, César Figueiredo, del país vecino de la misma rama profesional en labores de reconstrucción 3d, y es un espléndido ejemplo de lo que se puede lograr a nivel de divulgación aunando los medios audiovisuales de siempre con las nuevas tecnologías. Pero no lo expongo aquí para hablar en esta ocasión de Virtualización de Patrimonio, o al menos no para hablar exclusivamente de eso. Incluyo aquí el previo de este documental para exponer la precaria y deplorable situación de la difusión de los hallazgos arqueológicos en nuestro país. Todo un contrasentido si tenemos en cuenta que nos encontramos en teoría en la era de las tecnologías. Lo malo de encontrarse en la era de la tecnología con responsables de patrimonio de la época de los dinosaurios es su nefasta consecuencia: no se difunde ni un mínimo de todo lo que se podría a muy bajo coste. 

Hay muchos problemas, pero dos son importantes bajo mi punto de vista: uno es la baja tasa de actualización de cargos en puestos de responsabilidad de la administración española. La negativa a reciclarse mientras se siga percibiendo el mismo salario (cada vez más injustificado conforme la brecha entre conocimientos y estado actual de la cuestión sea más ancha) hace de algunos cargos públicos en patrimonio auténticos fósiles que producen un gravísimo perjuicio a la sociedad en su conjunto. El fin último de la investigación arqueológica es la difusión del patrimonio de todos para todos. No saber aprovecharse de herramientas tecnológicas en el mercado desde no ya años, sino en ocasiones lustros o décadas, para crear nuevos cauces de comunicación para la divulgación es no saber cual es tu trabajo. O peor, saberlo, y no realizarlo. Decirle a un responsable del proyecto de musealización de un museo: "Utiliza un visor 3d para divulgar esta pieza 3d" y que te respondan cándidamente "¿Qué es un visor 3d?" no tiene precio. O sí, lo tiene, es el que le pagamos todos con dinero público a alguien que se ocupa de la difusión del patrimonio sin actualizarse con las últimas herramientas de difusión. Se da la extraña paradoja de que quien cobra un sueldo público por ser responsable de saber las últimas novedades de su oficio, no las sabe. En cambio quien no tiene un puesto público y a veces ni cobra un sueldo se preocupa por actualizarse y poder poner en práctica las últimas actualizaciones sobre ese mismo oficio. ¿Nunca han visto a un becario sobre-cualificado trabajando en un contrato encubierto de forma como poco irregular para la Administración? Pues yo lo he visto, y mucho, desde diferentes ámbitos. Pero volveremos sobre esto más tarde.


Vídeo promocional - Documentário “Fundeadouro Romano em Olisipo” from Portugal Romano (Video) on Vimeo.


El segundo problema es la escasa apuesta por la puesta en valor de nuestro rico patrimonio arqueológico e histórico-artístico, más allá de los grandes centros de turismo cultural. Por desgracia, como decía en un comentario en un grupo de patrimonio de una red social, en este país pesa más un maletín negro que dos mil años de Historia. Y por favor, que nadie se moleste en objetar algo a esto, que todos conocemos a más de un sinvergüenza, por no decir algo peor, dentro del gremio y de los puestos de responsabilidad de la Administración. Este hecho que comento se puso especialmente de manifiesto durante las excavaciones de emergencia masivas debido al boom inmobiliario por el que se comenzó a construir a una escala y velocidad de vértigo. Ya sabemos las consecuencias, trágicas consecuencias, posteriores. En esas excavaciones se exhumaron una gran cantidad de estructuras y materiales. Estas estructuras que serían destruidas para nuevos edificios que han generado un parqué de 700000 viviendas vacías, y un país con seis millones de parados más familias deshauciadas, aunque no es un tema que trataré aquí. De lo que sí hablaré es del desfase evidente entre excavaciones realizadas y recursos de la Administración para gestionar todo ese material e información. Más de una dependencia municipal quedó desbordada, literalmente, por falta de recursos y espacio. Hubo un desfase evidente entre la actividad económica del momento y los medios de la Administración para abordarla, amén de que algunas de estas excavaciones, no todas, se realizaron excesivamente deprisa y en ocasiones mal. Casi nadie desde la Administración por tanto se preocupó por documentar de cara a una futura divulgación, ya que ni medios había apenas para gestionar el material de la propia exhumación. Y de hecho para investigar, en muchísimos casos, tampoco. Tras el boom llegó la caída, y obviamente no sólo no se invirtió más en patrimonio sino que llegaron los grandes recortes, lo que de hecho ha agravado por una parte la situación y por otra ha impedido la introducción más rápida de esas nuevas tecnologías. Hoy en día ingentes cantidades de información y materiales arqueológicos siguen guardando polvo en almacenes a la espera no ya de su difusión, sino del paso previo, su investigación, ya que nadie ha podido ocuparse de ello.

He incluido este trailer porque es un paradigma que se podría realizar desde hace años, es decir, la grabación en vídeo de una excavación arqueológica, y que cuando se ha realizado ha obtenido excelentes resultados divulgativos. Obviamente no hace falta estar cámara en mano toda la jornada, pero el bajo coste de registrar ciertos momentos del proceso de excavación en confrontación con las ventajas divulgativas que se pueden aprovechar después es francamente ventajoso, como demuestra el vídeo. Además, siempre existe la posibilidad de incluir modelos 3d, como reconstrucciones, en el mismo vídeo. Y voy a poner un ejemplo real de una excavación, que no era de emergencia en el que su registro audiovisual hubiera sido totalmente posible y altamente beneficioso: la excavación de la Torre de Sant  Josep en Villajoyosa. En realidad como sabe ya mucha gente es un monumento turriforme romano del II d. C. Los responsables de su excavación son profesionales, hasta donde yo sé, sin tacha y con un historial inmaculado, y en última instancia no toman la decisión sobre la línea de difusión. La decisión es del arqueólogo municipal, en ocasiones de acuerdo con el concejal de cultura. Sin embargo no se documentó con vistas a la divulgación. Si se hubiera hecho quizá Villajoyosa tendría ahora un documental similar a este magnífico ejemplo de Olisipo, y por supuesto la difusión de su rico patrimonio sería mucho mayor. Sin embargo no todo es malo: se realizó un levantamiento fotogramétrico de los paramentos de la torre, así como de los sillares caídos para plantear una hipótesis de anastilosis de la misma. ¿Fue decisión del arqueólogo municipal? No. La llevó a cabo una becaria de las dependencias del museo que cobraba cuatro veces menos que su jefe, el arqueólogo municipal, quien, por supuesto, no sabe hacer nada parecido. Esto en sí mismo es un hecho vergonzoso. La sobre-cualificación de postulantes a becarios que realizan labores que sus jefes ni siquiera soñarían hacer. Eso cuando no se trata de un contrato encubierto (algo que comienza a ser muy habitual en la Administración pública y de dudosa legalidad como mínimo). Pero una cosa se hizo bien, contratar los servicios de un profesional para documentar mediante fotogrametría el interior de la estructura. Enhorabuena al arqueólogo municipal de Villajoyosa y a su concejal de cultura por saber que una cámara de fotos se puede aplicar a la documentación 3d. Quienes les pagamos su sueldo se lo agradecemos y les animamos a continuar por el mismo camino.

Torre de Sant Josep.

Este simple ejemplo, en el que expongo como alguien muestra, o mejor dicho, mostraba (que la redención siempre es posible) desinterés por las líneas más actualizadas de divulgación para todos, aunque con el dinero de todos, es por desgracia demasiado habitual en nuestro país. Es una verdadera pena, porque cualquiera que vea el audiovisual de Olisipo podrá percibir las inmensas posibilidades de divulgación que varias herramientas tecnológicas en conjunción pueden lograr.

El último párrafo quiero dedicarlo a los responsables públicos o privados del patrimonio que sí se preocupan por llevar a cabo su cometido lo más dignamente posible. Quiero decir que las críticas que expongo más arriba no son una generalización. Eso sería, afortunadamente, irreal. He conocido a muchos arqueólogos realmente comprometidos y luchando a brazo partido por la excavación, estudio, conservación y difusión de restos de nuestro pasado, funcionarios públicos en puestos de responsabilidad  dentro de la más estricta legalidad y totalmente comprometidos con su labor y académicos que realizan su trabajo con auténtica vocación.  La mayoría de personas que dedican su vida al patrimonio que yo haya conocido son unos excelentes profesionales, que, en ocasiones, al cruzarse con alguna persona del mismo ámbito que no lo es, no lo tienen fácil. A ellos, que a veces les es tan duro ganarse la vida o llevar su trabajo con dignidad en un país a veces indigno, les dedico este artículo.

lunes, 14 de julio de 2014

Producción del evento: Taller de Virtualización de Patrimonio de la UIMP.

Para la página de evento del Taller de Virtualización de Patrimonio de la red social Facebook he realizado la presentación de dos levantamientos fotogramétricos en una imagen jpg. Para ello he recreado un ambiente muy simple: un fondo neutro y una base plana y blanca ligeramente reflectante. He utilizado una iluminación de estudio básica, sin imágenes HDRI, con dos luces a ambos lados del objeto, una de ella con un color cálido y la otro con otro frío, ambas con una tonalidad muy clara aproximada al blanco. Tras el render se ha procedido a añadir el pase de suciedad que se había generado junto con la imagen RGB, y se le ha añadido una corrección de color y un fondo degradado.



Tan sólo faltaba componer la portada del evento, siguiendo las proporciones marcadas para este tipo de páginas. Se ha procedido a añadir la imagen, continuar con el fondo hasta el límite del tamaño y mediante capas de texto, para las que se ha buscado una fuente adecuada al contexto, con diferentes efectos incluir la información adecuada, así como el logotipo de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo. Y este es el resultado. Si alguien echa de menos el acento en la O es debido a que la fuente no lo permitía.

 Evento Taller de Virtualización de Patrimonio de la UIMP

Si deseáis ver el evento publicado en la red social facebook no tenéis más que acceder pinchando en la imagen o desde aquí:

https://www.facebook.com/events/251842861670972/?ref_dashboard_filter=hosting

jueves, 10 de julio de 2014

Anotaciones y visor 3d: un nuevo levantamiento fotogramétrico.

Este levantamiento fotogramétrico es de un vaso de cerámica local ilicitana de época augustea, perteneciente al yacimiento de La Alcudia. Hoy por primera vez he podido utilizar la nueva herramienta del visor 3d Sketchfab, que da un pasito más hacia una difusión un poco más completa de los modelos que compartimos. Se trata de las anotaciones. Por lo que he podido comprobar en la versión libre permite hasta un total de cinco con un número limitado de palabras.



Esto me ha permitido añadir alguna de las características de la pieza. Sigo echando en falta una herramienta gráfica de medición, ya que el modelo está escalado, pero gracias a las anotaciones he podido consignar algunas medidas, lo que permite a cualquier usuario, en el terreno profesional o no, hacerse una idea del tamaño del objeto tridimensional. Además he añadido tres anotaciones sobre el estado de la investigación publicada en torno a este tipo de cerámicas, citando por supuesto la fuente.

Presentación de la pieza realizada en un programa de diseño 3d y edición fotográfica.

Esta cerámica forma parte de un conjunto hallado en la fosa fundacional de la domus 5F de la Alcudia, y es un ejemplo de imitación local de terra sigillata itálica en su forma. Esperamos que los visores 3d poco a poco vayan dando pasos que permitan una mayor cantidad de información, ya que el objetivo principal de este medio es obviamente la difusión.

jueves, 19 de junio de 2014

La composición: recomendaciones profesionales para iniciados.

La composición dentro de las escenas 3d, o lo que es lo mismo la ordenación de objetos y encuadre dentro de las proporciones del marco, es un tema al que habitualmente se ha prestado menos atención que a otros, a pesar de su importancia y herencia histórica del arte, y del legado fotográfico del que todo buen profesional se aprovecha en la actualidad. Ya era así en Infoarquitectura, con muy honrosas y en ocasiones numerosas, excepciones, pero poco a poco, quien derivó en un profesional de la disciplina, fue cuidando mucho más la composición. En la Virtualización de Patrimonio ha ocurrido otro tanto, quizá porque personas que aprenden rápidamente a recrear la realidad mediante un sistema tridimensional quedan deslumbrados y descuidan ese aspecto considerándolo menor. ¿Por qué las imágenes que producimos con calidad similar a la de otras personas no son tan impactantes? Pues generalmente porque algo tiene que ver la composición. La composición y la postproducción, aunque esta última ya la trataré en otra entrada.

Con mi experiencia superior a cinco años en el diseño 3d, y además como amante del arte y en alguna ocasión profesor de Historia del Arte para la Administración Pública, he intentado prestar más atención a las posibilidades compositivas del soporte tridimensional. Los factores que influyen en una buena imagen final son muchos, pero por orden de relevancia son la iluminación, la texturización y la composición. Alguien se puede extrañar de que no haya incluido el modelado. Eso se debe a que un modelo puede ser malo, o simplemente low poly, de baja calidad poligonal para que pese poco, y a pesar de todo reflejar una aproximación al fotorrealismo más que aceptable. El mejor ejemplo es la inclusión de modelos con muy pocos polígonos en entornos de tiempo real. Si la luz y las texturas son buenas se genera la sensación de realidad. Con la composición esta sensación de realidad puede variar o no, pero sí que es fundamental para crear una estética impactante, y guiar la percepción visual hacia aquello que nos interesa de nuestro modelo.

En general en la actualidad hay dos composiciones que priman sobre las demás, tanto en 3d como en fotografía y cine: la de los tercios y la de las diagonales, aunque hay algunas otras que también trataremos.

Regla de los tercios.


El límite de los pilares de madera coincide con la línea del tercio de la izquierda, mientras este efecto queda remarcado por la diagonal que converge ahí desde el ángulo superior izquierdo.

La regla de los tercios se basa en la premisa de que aquello colocado en uno de los tercios de la imagen, producto de dividir el encuadre con dos líneas verticales y dos horizontales, tendrá una mayor fuerza visual para nuestra percepción. Lo podemos comprobar en muchos encuadres cinematográficos, sobre todo en los panorámicos, que suelen situar el punto de atención precisamente en uno de los tercios laterales, a veces ocupando todo la línea, a veces el tercio de una esquina sólo.

Ejemplo clásico de regla de los tercios, en el que además se refuerza aún más el centro de interés mediante la profundidad de campo.

En realidad la regla de los tercios se puede considerar un método fácil y atractivo de uno mucho más exacto y complicado: la proporción del número Phi, que fue enunciada por Fibonacci como la secuencia de números 1, 1, 2, 3, 5, 8, 13, 21, etc, en la que cada número es la suma de los dos anteriores, comunmente conocida como la Proporción Áurea o Divina Proporción. No fue Fibonacci quien la descubrió, sino que se conoce desde muy antiguo (antes de Euclides, quien la enunció con segmentos, ya era conocida), ya que desde las células hasta el crecimiento de las hojas de una planta crecen en esta proporción en la naturaleza. El número Phi (según dicen en honor de Fidias) es 1,61803..., y curiosamente se puede hallar como proporción en diversos monumentos, pasando desde la pirámide de Keops (y por Dios que nadie me pregunte por extraterrestres, que bastante hay ya con el gobierno que tenemos) hasta el cuadro de Velázquez "Las meninas". Si nos fijamos atentamente podremos ver cómo la Proporción Áurea casi coincide efectivamente con los tercios, o puntos de poder, de las esquinas, o lo que es lo mismo, nos sirve de simplificación a la hora de intentar dirigir la percepción del espectador hacia aquello que nos interesa dada la cercanía de estos tercios a la Proporción Áurea.


La Proporción Áurea y encima, en azul, uno de los tercios. Están bastante próximos.

No sólo se juega con la composición de los elementos dentro del encuadre, sino con el enfoque mismo de la cámara en relación a la línea del horizonte, que intenta situarse justo en la línea del tercio superior, o en la del inferior, ya que a nuestros ojos un picado o un contrapicado tienen más fuerza visual, dependiendo del contenido que elijamos uno u otro ya que en narración audiovisual se utilizan casi para mensajes opuestos. Dependiendo de la posición de la cámara sin embargo no tiene por qué resultar en un efecto tan acusado.

Regla de las diagonales.

Parte de la presunción de que los centros de interés se distribuyen a lo largo de las diagonales que surgen de los ángulos del marco. Esto es mucho más evidente cuando tenemos una sucesión de objetos y los colocamos en diagonal, que sería el caso más simple. O un objeto grande y alargado en una perspectiva cuya punto de fuga genera la diagonal con respecto al ángulo. Para el caso que nos ocupa, y siendo muchos más prácticos, más arriba ya hemos visto un ejemplo de cómo una diagonal surgida de un ángulo puede dirigir nuestra vista hacia un centro de interés, en este caso el límite del pórtico, que he hecho coincidir con uno de los tercios laterales. Pero además ahora comento otro caso en el que el juego de diagonales es mucho menos evidente, más sutil, pero igualmente eficaz. Decidí que la escalera de caracol de metal cromado constituyera el centro de la composición, y que la base del segundo piso formara una diagonal con el ángulo superior derecho. Al mismo tiempo distribuí dos filas de mesas, que para mayor naturalismo no tenían que estar exactamente alineadas, pero que sí partían desde el centro de la composición en diagonal hasta finalizar en los dos ángulos inferiores.

La escalera constituye el centro de la imagen, y mediante tres diagonales, representadas por dos filas de mesas y la base del piso superior, se articula la composición.
La misma imagen sin las diagonales marcadas.
Utilizar objetos como marco.

En fotografía y en cine se suelo usar la jamba de una puerta, un pilar o cualquier otro elemento para que constituya un límite al encuadre, y de ese modo encerrar al objeto de nuestro interés en el  espacio libre. En narración audiovisual suele coincidir con situaciones de gran tensión en las que se intenta reflejar el estado anímico angustiado o sin salida de un personaje. En nuestro caso, escenas en 3d, puede servir simple y llanamente para acotar el espacio y que nuestra percepción visual se dirija directamente hacia lo que nos interesa. En el ejemplo siguiente la protagonista de la escena es una vivienda unifamiliar de madera, y mi objetivo primordial era precisamente ese, que siguiera siendo la protagonista. Hay dos elementos que ayudan a nuestros ojos a dirigir la vista hacia ella. Uno es la diagonal producida por la perspectiva de la base del coche, que nos guía hacia la casa, pero el otro es precisamente el techado de madera, con el que he cerrado aún más el encuadre sobre nuestro objeto de atención.

La diagonal de la base del coche dirige la atención hacia la casa mientras el porche de madera nos acota el espacio al objeto de nuestro interés.

La composición mediante el color.


No me extenderé mucho sobre esto porque es algo que en Visualización Arquitectónica o en Virtualización del Patrimonio suele venir predeterminado por el objeto o la escena a representar y no suele haber mucho margen para probar otras posibilidades. Sin embargo la regla básica por supuesto es que los colores cálidos pesan más psicológicamente que los fríos. Siempre recordaré una frase de un profesor de Historia del Arte del instituto: a Marilyn Monroe la ponían siempre de rojo para hacer más grande lo que de por sí ya era generoso.

La composición mediante el desenfoque de la profundidad de campo.

Es un recurso en el que enfocamos la parte que más nos interese, dejando desenfocado lo que hay más lejos o más cerca dependiendo de qué zona nos interese enfocar. Un ejemplo de esto también lo tenemos más arriba, en la imagen del unctorium con ungüentarios, en los que estos quedan bien marcados no sólo por estar en un tercio, sino que además lo que hay más lejos está desenfocado.

La composición central, triangular y simétrica.

Aunque no son exactamente iguales sí que ha sucedido lo mismo con todas ellas. Prácticamente han desaparecido del mapa, en gran parte a causa de la regla de los tercios. En arte, las producciones del Quattrocento italiano a menudo nos parecen ingenuas precisamente por composiciones tan marcadamente geométricas, y algo así ha pasado en la historia de la fotografía y el cine. Sin embargo yo voy a romper una lanza en favor de este tipo de composiciones, ya que considero que hay contenidos que requieren cierta forma más que otra. Por poner un ejemplo, una composición central o simétrica para la recreación virtual de una estructura de la Antigüedad posiblemente se ajuste mucho más a lo que se espera de ella que no otra más moderna. Así lo entendió en cine Kubrick con "Espartaco", y más recientemente directores con algo dentro de la cabeza, como Kevin Macdonald, para el péplum "La legión del águila".

Ejemplo de composición central en el caldarium de unas termas romanas.

Y creo que por el momento dejaremos este artículo aquí. Otro tipo de composiciones, como yuxtaposiciones, repeticiones, dirección, etc, no suelen ser tan habituales en infografía 3d, y de seguro que para el iniciado estas recomendaciones profesionales le son suficientes por el momento para practicar.

domingo, 15 de junio de 2014

Iluminación HDRI: consejos profesionales a quienes se inician.

HDRI significa High Dinamic Range Imaging, es decir, imágenes de alto rango dinámico, lo que, para el profano, puede equivaler tanto a cierto tipo de imágenes como a una foto movida del perro saltando en el jardín. En realidad se trata de imágenes generadas mediante diversas capturas con diferente valor de exposición, lo que genera un archivo con mucha mayor información lumínica, y de radiación, y por lo tanto cromática que, en el caso de aplicarse a una iluminación en diseño 3d, reproduce más fidedignamente ciertas propiedades físicas, como la reflexión, o  los rebotes primarios y secundarios de la iluminación global, tal y como los percibiría el ojo humano.

Prueba de iluminación con HDRI realizada en el año 2011.
Sin embargo muchos son los usuarios sin experiencia que se desconciertan con su uso, aunque lo hagan siguiendo pacientemente paso a paso el tutorial de turno, ya que los tiempos de render suelen dispararse y, sobre todo, en el caso de la iluminación exterior, comprueban que su maravillosa HDRI no produce sombras y la iluminación está falta de contraste.


La iluminación exterior con HDRI.

¿Por qué la imagen HDRI elegida no produce las sombras que deseamos si nos han asegurado que la información que posee recrea mucho mejor las condiciones físicas de la luz? Cada una de las capturas realizadas con diferente exposición para conseguir la imagen final se denomina EV (valor de exposición), y se suele aludir al número de EV's para conocer las diferentes exposiciones que han generado el archivo final y saber así su calidad. Si el número de EV's, o lo que es lo mismo, el número de capturas con diferente exposición es bajo, por ejemplo 3, la cantidad de información de la imagen también lo será, y no recreará las condiciones de luz adecuadas. La mayoría de HDRI's que podemos encontrar son precisamente así, y son las que provocan que nuestro render final no tenga esas sombras que tanto desearíamos en algunos exteriores. 

Iluminación realizada mediante combinación de HDRI y luz directa tipo V-Ray Sun.

Hay dos soluciones; una es buscar una imagen HDRI's con gran número de EV's, lo que no es tan fácil y puede costar algo de dinero, lo que, con la que está cayendo, no suele hacer gracia. La otra, utilizada desde hace mucho tiempo, es combinar este tipo de iluminación con una luz directa que simule el sol, y que creará sombras más o menos nítidas en función de la configuración de sus parámetros y, además, conservará la iluminación global generada por la imagen HDRI. En este último caso se debe alinear exactamente el origen de la iluminación de la fotografía de alto rango dinámico, que al tratarse de un exterior será el sol, con la luz directa que lo emula, de tal forma que al rotar nuestra imagen de alto rango dinámico rote exactamente igual la luz directa que hayamos colocado a modo de sol. Si no lo hacemos corremos el riesgo de crear dos focos diferentes de iluminación desde distinta posición, lo que provocaría unas sombras más atenuadas junto a otras mucho más nítidas, y la aproximación al fotorrealismo sería menor.


La iluminación interior con HDRI.

De mucho más fácil manejo que la exterior consiste en introducir en los canales de reflexión y refracción de la Iluminación Global nuestra imagen de alto rango dinámico. La única precaución a tomar, dado que nuestro objeto absorberá todas sus propiedades, es elegir cuidadosamente qué atmósfera deseamos y, caso de que el objeto produzca reflexiones, qué se va a ver en esos reflejos. De ahí que sea conveniente probar con distintas HDRI's. 

Iluminación interior generada mediante la inclusión de una imagen HDRI en los canales de Iluminación Global.
¿Es fundamental el uso de HDRI's para conseguir resultados fotorrealistas?

No. Antes de la introducción de este tipo de imágenes y de las mejoras en equipos y programas para optimizar los tiempos de render, ya se utilizaban diversos recursos para conseguir un resultado fotorrealista. Yo he usado desde el año 2009, en el que existían pero no estaban tan de moda este tipo de fotografías, otros elementos de iluminación, como pueden ser la introducción de luces para recrear exclusivamente reflejos, luces ambientales para cierto tipo de atmósfera sin afectar a la iluminación general o el consabido truco , pero no por ello menos útil, de cubrir toda la escena con una bóveda gigante texturizada y que emita luz, lo que conferirá a lo que se aloje en su interior las características cromáticas de esa textura. Soy consciente de que a menudo no hay tiempo para realizar las convenientes pruebas de luz y textura, y a todos alguna vez nos han metido tanta prisa que tenemos dispuesto nuestro pequeño estudio virtual para quitar una pieza y poner otra, previo acto de encomendamiento a la providencia y cruzar los dedos para que salga bien. Sin embargo, si tenemos tiempo, es recomendable siempre hacer varias pruebas de luz.

Render final y escena donde se pueden observar la colocación de las luces, en esta ocasión sin HDRI.

En el caso de la imagen que muestro justo aquí, un interior, probé primero con dos luces HDRI que ya había testado con éxito en más de una ocasión pero que en esta caso no se adecuaron a lo que yo buscaba. Así que reemplacé este sistema por una luz neutra cenital que cubriera todo el espacio, y añadí dos luces fotométricas de ambiente. Por supuesto la postproducción luego es fundamental en la aproximación al fotorrealismo, pero eso lo trataré en otra entrada.